25 de marzo de 2022

Cómo prevenir o reducir el estrés en nuestro perro

 


Una de las cosas que más suele preocupar a los responsables de un peludete es el hecho de que sufra estrés o cómo prevenirlo para que pueda tener una buena calidad de vida. Muchas de las consultas que recibimos son de este tipo. 

Por este motivo, Nevado y yo, nos hemos puesto manos a la obra y hemos decidido crear este artículo para ayudarte a prevenir que esto ocurra. 

Antes de nada, comentarte que lo que verás a continuación son recomendaciones generales y que pueden beneficiar a cualquier animal. Pero si tu perro tiene un alto grado de ansiedad, habrá que valorar su caso en concreto y llevar a cabo otra serie de técnicas para poder tratar esta problemática.

Cómo podemos prevenir el estrés en nuestro perro


Estos consejos te ayudarán a conseguir que tu perro esté más equilibrado, tenga su propio espacio y aumente la confianza entre vosotros. Ponlos en práctica, será algo muy positivo para ambos.

  1. Tu peludete debe tener su propio espacio en casa, un lugar donde pongas su cama y se encuentre cómodo y tranquilo. Además, también debes tener en cuenta la necesidad de poner su comedero y bebedero en un lugar accesible. El objetivo de tener un sitio tranquilo es que él pueda irse allí cuando le apetezca descansar o estar a su aire. Por ejemplo, Nevado tiene su cama en mi dormitorio, tiene un espacio habilitado para él y cuando le apetece dormir o simplemente tener su propio momento, se marcha. Además, le pongo música relajante para que esté más a gusto todavía. 
  2. No seas sobreprotector. Esto te lo digo con conocimiento de causa. En ocasiones, y especialmente al principio de nuestra relación, yo era muy protectora con Nevado en todos los aspectos. Sin embargo, me di cuenta de que él necesitaba respirar, dejarlo a su aire de vez en cuando, explorar por la casa, no estar tan pendiente de él en todo momento. Esto me ocurría porque era ciego y pensaba que no podía ingeniárselas. ¡Nada más alejado de la realidad! Ese cambio ayudó a que Nevado fuese un perrito más autónomo y seguro. Podemos dañar su autoestima si nos excedemos y generar un alto grado de dependencia, por lo que te aconsejo proteger a tu peque, pero siempre sin excederte.
  3. Entiende a tu perro. Debes saber, que al igual que ocurre en los humanos, ciertas conductas desadaptadas son fruto de necesidades que no están cubiertas en tu peludete. Por ejemplo, falta de descanso, mala nutrición o poca atención. Habrá que valorar lo que está fallando para suplirlo lo antes posible.
  4. Lenguaje canino. Nuestros perros si se comunican y lo hacen todo el tiempo, pero somos nosotros los que no entendemos lo que dicen. Un grave error es no conocer el lenguaje canino, las señales de calma. Por este motivo, es importante saber lo que expresa a nivel corporal tu perro. En este artículo podrás saber más sobre este tema. 
  5. Dale libertad para pasear y olfatear. Una de las cosas que la gente no sabe es que no solo se debe pasear a nuestro perro para que haga sus necesidades. Eso debe incluirse en el propósito, pero también el hecho de que pueda olfatear, tranquilo, explorar nuevas zonas, tener un paseo de calidad, en definitiva. Aquí se debe manejar bien el paseo con correa, evitar ir a nuestro ritmo, tenemos que adaptarnos al suyo, es su momento y por supuesto, no tirar de la correa a nuestra conveniencia, hay que cuidar mucho este aspecto para no generarle ansiedad. 
  6. Cuidado con transmitirles nuestras emociones. Somos seres emocionales y eso nadie lo duda, pero nuestros peludetes son esponjas y se empapan de todo. Podemos transmitirles nuestros enfados, así como nuestras alegrías. Todo esto les afecta a ellos. ¿No te has parado a comprobarlo? Si estás más nervioso en algún momento seguro que tu perro lo nota y eso puede influir en su comportamiento. Intenta gestionar bien tus emociones y no transmitir tu malestar a tu animal.
  7. Pasa tiempo junto a él. Es tiempo bien invertido y tu perro te lo agradecerá. Mejorará vuestro vínculo y podréis hacer actividades conjuntamente. Tener un perro a tu lado es una gran responsabilidad, así que debes saber que requiere tiempo y dedicación. Te aseguro que para mí cada rato que paso con Nevado es una inyección de energía y felicidad.
Como verás, está en tu mano poder ofrecerle a tu perro una vida de calidad. Aplica estos consejos y si tu perro necesita ayuda para reducir su estrés, no dudes en consultarnos. Puedes echar un vistazo a nuestros servicios, Nevado y yo, estaremos encantados de ayudarte.



🐶💁‍♀️

Un abrazo 



Entradas relacionadas

0 comentarios